¿Qué es el síndrome metabólico y cómo prevenirlo?

Cuidar la presión arterial, la glucosa en sangre, los triglicéridos y los niveles de colesterol es necesario para evitar un trastorno que aumenta la posibilidad de enfermedades cardíacas y cerebrovasculares.

El Dr. López Rosetti explica qué factores de riesgo componen el síndrome metabólico.

El síndrome metabólico es un término que, aunque suene un poco extraño, merece nuestra atención por su gran relevancia para la salud. Pero ¿qué es exactamente el síndrome metabólico?

Aguirre Ackermann: “Aunque la obesidad es una enfermedad y es importante prevenirla, un número en la báscula no nos define” (Getty)Quizás le interese: Adiós al pesocentrismo: ¿por qué no son sólo los kilos de una persona los que determinan su buena salud?

Esta condición está estrechamente asociada con problemas cardiológicos, como el infarto agudo de miocardio, y problemas cerebrales, como el accidente cerebrovascular. Además, puede provocar la aparición de diabetes.

Sin embargo, el síndrome metabólico no suele manifestar síntomas visibles. Por eso, para estar atento y cuidar tu salud, debes prestar atención a varios factores de riesgo que se asocian a este síndrome:

Se recomienda llevar una dieta saludable y baja en grasas para evitar aumentos de triglicéridos, glucosa en sangre y colesterol (Imagen ilustrativa Infobae)Se recomienda llevar una dieta saludable y baja en grasas para evitar aumentos de triglicéridos, glucosa en sangre y colesterol (Imagen ilustrativa Infobae)

1. Presión arterial alta, generalmente con valores superiores a 130 para la presión máxima y 85 para la presión mínima. Esta cifra ya se considera un factor de riesgo adicional para el síndrome metabólico.

Quizás te interese: Cómo prevenir la acumulación de grasa corporal y cuál es su relación con enfermedades graves

2. Niveles de azúcar en sangre entre 100 y 125 mg/dL. Aunque esta cantidad de azúcar no se traduce en diabetes, sí contribuye al desarrollo del síndrome metabólico.

3. Acumulación de grasa abdominal: Cuando la circunferencia de la cintura supera los 102 centímetros en los hombres o los 89 centímetros en las mujeres, esto indica la presencia de grasa central, otro componente del síndrome metabólico.

4. Niveles bajos de colesterol bueno (HDL), que se detectan en el análisis de sangre realizado en el laboratorio. Cuando son menores de 40 en hombres o 50 en mujeres también se consideran un factor de riesgo.

5. Triglicéridos altosLas grasas en sangre, cuando superan los 150 mg por decilitro, también contribuyen al riesgo de síndrome metabólico.

Es necesario cuidar los niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol y presión arterial en sangre para combatir el síndrome metabólico, un enemigo silencioso que puede provocar patologías graves (Getty)Es necesario cuidar los niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol y presión arterial en sangre para combatir el síndrome metabólico, un enemigo silencioso que puede provocar patologías graves (Getty)

Cuando una persona tiene tres o más de estos factores, es posible diagnosticar el síndrome metabólico, incluso si no experimenta ningún síntoma evidente. Es fundamental comprender que, a pesar de la falta de síntomas perceptibles, la acumulación de estos factores constituye un síndrome metabólico y aumenta significativamente el riesgo de complicaciones de salud.

Más definiciones de síndrome metabólico

Desde la primera definición oficial de síndrome metabólico por parte del Grupo de Trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1999, se han propuesto varias definiciones alternativas.

En el mismo sentido de lo que hemos detallado, la Federación Internacional de Diabetes (DFW, por sus siglas en inglés) denomina síndrome metabólico al conjunto de alteraciones metabólicas constituidas por la obesidad de distribución central, la disminución de las concentraciones de colesterol ligada a la alta lipoproteína de densidad (HDL-C), concentraciones elevadas de triglicéridos, aumento de la presión arterial (PA) e hiperglucemia.

“El síndrome metabólico se está convirtiendo en uno de los principales problemas de salud pública del siglo XXI. Se asocia con un aumento de cinco veces en la prevalencia de diabetes tipo 2 y un aumento de 2 a 3 veces en la enfermedad cardiovascular (ECV)”, dice el DFW.

*Dr. Daniel López Rosetti es médico (MN 62540) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Presidente de la Sección de Estrés de la Federación Mundial de Salud Mental (WFMH). Y es autor de libros como: “Emoción y sentimientos” (Ed. Planeta, 2017), “Equilibrio. Cómo pensamos, cómo sentimos, cómo decidimos. Manual de usuario.” (Ed. Planeta, 2019), entre otros.

Síndrome metabólicoColesterolPresión arterialTriglicéridosObesidadDr Daniel López Rosetti

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment