El mercado tendrá hoy una combinación difícil: el salto de precios no irá acompañado de una subida de tipos. Los inversores podrán cambiar su estrategia ante una inflación mayor a la esperada.

Un hombre mira una pantalla que muestra el índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (REUTERS/Marcos Brindici)Un hombre mira una pantalla que muestra el índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (REUTERS/Marcos Brindici)

El anuncio de una inflación de agosto del 12,4% cambió las expectativas para hoy porque el mercado entendió que las tasas de interés se mantendrán sin cambios y serán absolutamente negativas. Plazos fijos al 9,83% mensual frente a una inflación superior al 12% es una brecha que se siente. Pero volver a subir la tasa de política monetaria para que las tasas para los ahorristas no sean negativas, implicaría alimentar esa bomba de tiempo que son las Leliq.

Le puede interesar: Agricultura le dio aire al Gobierno con dólares financieros y el mercado de futuros, mientras la Bolsa rompió su racha negativa

Nadie imagina que un ministro que anuncia recortes de impuestos quiera una recesión en el futuro provocada por el aumento de tipos. Los dos factores juntos (menor recaudación y tasas negativas) predicen un resurgimiento de los aumentos de precios. Septiembre ya no será el mes en el que la inflación caiga a un solo dígito debido al congelamiento de precios.

Por ejemplo, los operadores del dólar libre después de las 17 consultaron vía telefónica. El mercado futuro del dólar puede ser el otro reflejo de lo que sucede porque estos niveles, aunque esperados, de aumentos de precios, dejan atrás las mejoras cambiarias del dólar soja porque saben que en septiembre se puede replicar el índice.

Le puede interesar: Exportadores, Banco Central y la efectividad del nuevo instrumento: qué pasará con los dólares financieros

El informe de la consultora F2 Andrés Reschini, observó algunos cambios. “El mercado de futuro apuesta por un tipo de cambio más rápido a partir de octubre. En el mercado mayorista seguimos con un volumen de negociación cercano a los USD 350 millones, de los cuales el Central logró retener USD 24 millones, que es el monto más bajo en lo que va de la semana”, dijo.

El dólar siguió subiendo y el Banco Central tuvo que intervenir. Estos controles hacen que te queden muy pocos dólares de los que compras en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

Le puede interesar: Jornada financiera: las acciones cayeron por octava sesión consecutiva

Por ejemplo, las reservas aumentaron sólo 21 millones de dólares hasta 27.786 millones.

Pero la aparición del índice de precios de agosto puede dejar a este mercado sin uno de sus principales proveedores, los productores y exportadores de soja que se cubren en los distintos fines de mes. Los exportadores son también los grandes proveedores de dólares liquidación al contado (CCL) porque tienen libre disponibilidad del 25% de lo que liquidan por el nuevo plan sojero. Esta oferta es lo que ha mantenido a la CCL en línea hasta el día de hoy.

el comerciante esteban monte Señaló que “el Banco Central sigue guardando celosamente el precio del MEP. Busca anclar este precio y de esta manera poder mantener a raya las otras versiones, situación difícil de sostener en el tiempo dada la precariedad de las reservas del Central. Post datos de inflación, la presión sobre las distintas versiones de dólares financieros puede regresar y más aún, con el fin del dólar soja asomando en el horizonte y que se llevaría parte de la liquidación (25%) del dólar soja que está canales en el CCL. Si a este cóctel financiero le sumamos el calendario electoral, podemos esperar un octubre picante en materia cambiaria, con el dólar probablemente buscando nuevos máximos”.

Lo cierto es que en el contado inmediato, tras la intervención del Central el MEP se mantuvo igual en $674,32 y el CCL subió $1,91 (+0,3%) a $741,06. El gratuito subió $5 a $735.

el analista financiero Franco Tealdi Dijo que lo positivo es que continuó el repunte de las acciones, esta vez más acompañado por el mundo.

La leve suba de los bonos hizo que el riesgo país perdiera 8 unidades (-0,4%) a 2.168 puntos básicos.

Las acciones extendieron la reacción de ayer que rompió un repunte de nueve caídas consecutivas. El negocio se redujo. Se negociaron $13.253 millones, el 60% de lo negociado el lunes. El S&P Merval subió un 2,84% en pesos y un 2,6% en dólares.

Los mejores vinieron de Ternium (+8,11%), BYMA (+8,09%) y Aluar (+7,32%).

Los Cedears (certificados de tenencias de acciones argentinas que cotizan en dólares en la Bolsa de Nueva York) cotizaron $18.413 millones, su volumen se redujo un 30%. Los aumentos predominaron, pero fueron leves. La mejor fue para YPF con un 3,2%.

Hoy habrá una nueva licitación de bonos del Tesoro y, como se esperaba, la oferta estará dominada por títulos que se ajustan por CER y por dólar. Al no haber una nueva subida de tipos, tras la inflación de agosto, los bonos que van de la mano de esta variable han perdido el interés de los inversores.

El Tesoro debe afrontar vencimientos por 660.000 millones de dólares, pero tiene en cartera el superávit de 460.000 millones de dólares que obtuvo en la licitación sorpresa del primer día del mes.

En el menú se incluyen cartas ajustables por CER que vencen en enero, mayo, octubre y diciembre de 2024.

No faltarán bonos duales (con vencimiento el 30 de junio y ajustados por devaluación o inflación) y dólares vinculados (ajustados por devaluación) con vencimiento en marzo de 2025.

La ronda de hoy promete cambios por el ingrediente de una inflación elevada en agosto, mayor a la esperada, y porque no viene acompañada del lógico aumento de tasas para mitigar sus efectos. Los recortes de impuestos anunciados y su probable impacto en el índice de precios también influirán en las decisiones de los inversores.

Dólar hoyWall StreetS&P Merval

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment