Una mansión destruida, 80.000 dólares robados y picos de 10 puntos en el rating: así empezó Buenos Chicos

La tira producida por Pol-ka y dirigida por Gustavo Luppi y Alejandro Ibáñez, debutó este lunes 11 de septiembre en la pantalla de ElTrece

Así empezó Good Boys, la nueva ficción de El Trece

Varios coches patrulla irrumpen por la noche en la fachada de un salón de tatuajes y la policía hace salir a las ocho personas que se encontraban en el interior. En voz en off, cada uno de ellos contó de manera coral lo sucedido y en lo que se habían metido antes de terminar dentro de los celulares de la fuerza: “Estos somos nosotros. Nunca pensamos que terminaríamos así. Una noche donde todo parecía normal cambió nuestras vidas para siempre. Creímos que podíamos pilotarlo. Primero nos costó entrar y luego nos costó mucho salir. Cada uno sabe por qué lo hizo, cada uno tenía sus motivos. La vida nos puso en una encrucijada y elegimos mal. Una mala decisión tras otra. Hasta que todo se fue al carajo. Todo fue rápido, vertiginoso, adictivo. Hasta que se convirtió en un infierno”.

Le puede interesar: Así será Good Guys, la nueva ficción de Pol-Ka que se estrena este lunes

Esta fue la escena inicial de Chicos buenos, la nueva apuesta de El Trece por la ficción, algo poco habitual en la televisión abierta de Argentina por estos días. El primer episodio tuvo picos de 10 puntos de rating según Ibope, luego de haber iniciado la emisión con los 8 puntos heredados de Telenoche.

Ahora la historia vuelve a los seis meses anteriores al arresto. Casi todo el grupo de amigos que terminaron en prisión estaban celebrando en una bolera regentada por Dogos (Jerome Bosio), uno de ellos, definitivamente líder del grupo a fuerza de sus arrolladores y soberbios modales, con fuertes dosis de machismo que prefiere no ocultar. Ya sea para marcar el territorio de su novia Camila (Gina Mastronicola) o para hacer bromas sobre la transición de género de Eme, antes Emmanuel (Carolina Unrein). De repente, Dogo sale del boliche para preparar una sorpresa para sus amigos: la repentina llegada del Chino (Santiago Achaga) quien se encontraba en Estados Unidos y decidió regresar repentinamente para atender la frágil salud de su padre.

En paralelo, vemos cómo Eme abandona la fiesta para tener un encuentro íntimo con un hombre mayor que ella, que la lleva a la mansión de sus padres. Al llegar al lugar, descubre que están dos de sus amigos y, tras una serie de comentarios sobre su sexualidad, decide irse pero los tres hombres no la dejan. Después de una lucha, golpea a uno de ellos en la cara y logra escapar. Llama a sus amigos para que la rescaten y, cuando la encuentran, Dogo logra convencer a los demás para que se venguen de sus abusadores.

Buenos chicos, en problemas.  La nueva franja de El Trece inició con picos de 10 puntos de ratingBuenos chicos, en problemas. La nueva franja de El Trece inició con picos de 10 puntos de rating

Al entrar a la casa, Giovani (Lautaro Rodríguez), que es un niño de un barrio pobre y al que apenas es conocido por una sola persona del grupo, toma la precaución de revisar las cámaras de seguridad. Al entrar a la propiedad la descubren vacía pero Dogo insiste en que tienen que quedarse allí y celebrar la llegada de Chino, la cual fue truncada por el intento de ataque a Eme. El alcohol comienza a afectar el estado de ánimo del grupo y de repente se animan a destruir la mansión: rompen jarrones, cortan las cortinas y hasta arrojan un piano antiguo a la piscina.

De repente, Giovani va a la oficina de una casa y encuentra una bolsa con 80 mil dólares. Luego de un breve debate entre todos y mientras sonaba una alarma indicando que debían abandonar rápidamente el lugar, Dogo insiste en tomar el dinero. Al día siguiente, con la cabeza más fresca, decidirían qué hacer con él.

El problema que ahora se les presenta a estos ocho “buenos chicos” es que en la investigación policial están involucrados los padres de algunos de ellos: Eugenia Grenón (Gabriela Toscano) es la madre de Zeta (Thomas Kirzner) y fiscal a cargo del caso, mientras que Mario Córdoba (Juan Palomino) es el comisario de la jurisdicción donde ocurrió el hecho y padre de Eme y Yoni.

Dogo, interpretado por Jerónimo Bosia, es el líder del grupo Good Guys.Dogo, interpretado por Jerónimo Bosia, es el líder del grupo Good Guys.

De estas vidas paralelas seguramente surgirán una serie de enredos que se irán desenmarañando a medida que vayan pasando los capítulos en los que transcurrirán los seis meses que separan el robo del arresto. En el medio, la historia se cuenta a través de tacones de aguja de corrección política, jerga centenaria y música de la nueva generación (de dillom a Truenopasando por emily, Duki, Tiago PZK) que por momentos le da una estética de videoclip a la acción.

Chicos buenos

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment