¿Se equivocó Sarmiento? La educación no se resuelve gritando. La educación está en crisis. Todos estamos de acuerdo. Pero eso no significa que deba disolverse todo el sistema y crear uno nuevo.

(N / A)(N / A)

A veces es bueno distanciarse de las discusiones por el momento. Las que generan más interacciones en redes sociales, dirían los nativos digitales, o las que generan más rating, los que somos más analógicos. Cuanto mayor sea el volumen, más importante es poder alejarse para analizar y pensar. Estamos en crisis y el Estado y la política no resuelven los problemas de la gente. ¿Tenemos que romperlo todo? La respuesta fácil es sí. ¿Es correcta la respuesta? No me parece.

Niño siendo intimidado en la escuelaQuizás te interese: La escuela en el muelle

Cuando hablamos de educación seguramente nos vienen a la mente muchos nombres de personalidades que trabajaron incansablemente para formar y mejorar nuestro sistema. Pero uno es sin duda el primero: Domingo Faustino Sarmiento. ¿Alguien se atrevería a decir que la educación pública, gratuita y universal por la que tanto trabajó el “Padre del Aula” fue un error? Sarmiento entendió que el acceso a la educación era el motor que impulsaría a la Argentina hacia el progreso, la igualdad y el desarrollo.

La educación está actualmente en crisis. Todos estamos de acuerdo. Durante muchos años las cosas se hicieron muy mal. Desinversión, infraestructura deteriorada e insuficiente, abandono escolar, sindicatos que contribuyen a la desigualdad y mucho más. Claro, La educación hoy no es lo que creó y pensó Sarmiento. Pero eso no significa que deba disolverse todo el sistema y crear uno nuevo. El liderazgo en este tipo de situaciones implica necesariamente soluciones, ideas, propuestas y análisis templados. De lo contrario, sólo contribuirá a agravar la crisis y provocar más desigualdad.

Le puede interesar: Educación en crisis: bachilleres

La provincia de Buenos Aires, por ejemplo, tiene una realidad muy heterogénea. Tuve la oportunidad de recorrerlo, hablar con padres, profesores y alumnos. Todos coinciden en que es momento de generar una transformación. Pero nadie menciona siquiera la posibilidad de cambiar el sistema. Necesitan soluciones reales y planificadas. Necesitan volver a tener una educación de calidad, innovadora e inclusiva. Por lo tanto, tenemos que debatir propuestas para mejorar la formación docente, establecer la obligatoriedad de las pruebas de 3 salas y Learn, reformular el currículo en primaria y secundaria y el estatuto docente, generar planes de finalización, etc.

el tan mencionado sistema de vales Ya se ha implementado en otros países. En Chilepor ejemplo, se impuso en los años 1980. Según especialistas locales, Este modelo ha profundizado las brechas en el sistema.. Explican que los equipos directivos destinan sus esfuerzos a la supervivencia de los colegios en lugar de impulsar ideas innovadoras que favorezcan el aprendizaje de niños y niñas.

Quizás te interese: Ciudades del Aprendizaje UNESCO

En Suecia, otro país que adoptó ese sistema, enfrentó problemas similares. Entre 2003 y 2012, hubo un Fuerte descenso en las puntuaciones de los exámenes PISA, una muestra global que mide el rendimiento académico de los estudiantes en matemáticas, ciencias y lectura. Posteriormente, el rendimiento de los estudiantes mejoró, pero nunca alcanzó los niveles alcanzados en los años anteriores a la introducción del bono escolar.

Este año estamos discutiendo la dirección que queremos para nuestro país. La educación va a ser central para el futuro de la Argentina que soñamos. Para ello, es vital recordar el legado de Sarmiento y la importancia que ha tenido la educación pública gratuita en nuestra historia. El enfado que reflejó la sociedad en las últimas elecciones es más que evidente y razonable. Que no nos nuble la visión a la hora de elegir la mejor educación para todos los argentinos.

EducaciónValesSarmientoChileSuecia

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment