Salió de Boca y lo compararon con Tevez, pero se fue en conflicto con el club y pasó toda su carrera en Europa: “No me aconsejaron bien, me aconsejaron mal” Óscar Trejo hoy es un ídolo del Rayo Vallecano y del Único argentino en la Asamblea de la Federación Española. Construyó una interesante carrera en la Península Ibérica y en Francia, pero no se olvida de su natal Santiago del Estero ni del Xeneize: “Me hubiera gustado seguir en Boca”

El centrocampista argentino del Rayo Vallecano, Óscar Trejo (EFE/Rodrigo Jiménez)
El centrocampista argentino del Rayo Vallecano, Óscar Trejo (EFE/Rodrigo Jiménez)

A sus 35 años, Óscar Trejo (con tilde en la “o”, como se le conoce en España) es uno de los grandes ídolos de Rayo Vallecano y su capitán. Como tal, fue uno de los 13 representantes en la histórica Asamblea de la Federación Española en la que participó su presidente, luis rubiales, dijo “no dimitiré” hasta en cinco ocasiones (aunque luego dio un paso al costado). Identificado con el club de trabajadores de Madrid, cuenta sus primeros pasos en boca Juniorsdonde lo compararon con Carlos Tévezsu pesar por su partida anticipada y cómo su fundación ayuda a muchas personas con problemas económicos.

-Eres uno de los ídolos actuales del Rayo Vallecano, 35 años y con una larga trayectoria en el fútbol español, pero siempre reivindicas a Santiago del Estero.

Le puede interesar: Polémicas declaraciones de un ex ojeador del Real Madrid: soltó una ‘perla’ sobre la edad de Falcao García

-Hay que recordar de dónde vienes y eso fue lo que me permitió seguir mi camino desde que salí de mi provincia.

-Tienes cuatro hermanas y empezaste jugando baloncesto, pero terminaste jugando fútbol.

Le puede interesar: El festival de Chiquito Romero en los penales por la victoria de Boca en la Copa Argentina: de la promesa que cumplió a la “locura” de su ritual

-Sí, comencé en un club de mi ciudad, Estrella Roja, cerca de mi casa.

-Y entonces, ¿cómo llegaste a terminar en Boca?

-La prueba me la consiguió un tío, que conocía gente de allí. Recuerdo que nos conocieron en una propiedad de Laferrere en julio, me dijeron que era en septiembre y en enero comencé a vivir en la pensión.

Óscar Trejo seguido de Rodrigo De PaulÓscar Trejo seguido de Rodrigo De Paul

-Habrás conocido a muchos chicos que luego se convirtieron en figuras o fueron muy populares.

-Sí, claro. Recuerdo a Franco Cángele, Neri Cardozo, Ever Banega, Nicolás Gaitán, Gustavo Eberto, Matías Silvestre, Pablo Ledesma. Matías Donnet. Recuerdo que aprovechaba para ver los entrenamientos de Primera y era como vivir un sueño. Parecía increíble estar allí.

-Ya en Primera pasaste muy buenos momentos, con Coco Basile como directora técnica.

-Sí. En realidad, debuté con el “Chueco” Abel Alves, que fungía como interino, y pronto llegó Basile y me llevó a la pretemporada 2005. En los primeros entrenamientos estaba nervioso, pero luego, en el vestuario, conocí gente magnífica de la que intenté aprender.

-Sin embargo, no saliste nada bien de Boca.

-No es verdad. Boca me ofreció un contrato inferior y preferí irme al Mallorca y en Boca dijeron que había problemas con ese contrato porque no estaba libre, pero todo era legal. En cualquier caso, a lo largo de los años no fui bien asesorado. Me hubiera gustado seguir en Boca.

-Entonces de alguna manera te arrepientes…

-De eso sí, pero claro, uno lo va viendo con el paso del tiempo. Me dieron malos consejos y, en ese momento, yo era muy joven y no sabía muchas cosas del contrato, de la ley. Y confiaste en la persona que estaba a tu lado. Tenía 16-17 años y quería jugar y aunque quería seguir en Boca, fue muy difícil encontrar un lugar en ese equipo, que fue campeón.

Óscar Trejo marcado por Nahuel MolinaÓscar Trejo marcado por Nahuel Molina

-¿Lo que te pasó te cambió como jugador? Porque hoy eres el representante del Rayo Vallecano en la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

-Completamente. Los futbolistas argentinos del Mallorca me abrieron los ojos y, a partir de ahora, releí todos los contratos. Maduré mucho y aprendí.

-¿Cómo fueron esos inicios en Mallorca?

-De enero a mayo estuvieron muy duros por ese conflicto con Boca. Me preguntaba si había hecho bien o mal al venir, pero en el mismo debut marqué un gol a los 4 minutos de entrar, contra el Getafe.

-Muy pronto, para despejar tus dudas.

-Sí (risas), y encima ese gol le hice al Pato Abbondanzieri, al que conocía de Boca. El problema es que tenía pensado pedirle una camiseta a mi papá cuando terminó el partido y fui con toda la vergüenza. Pero me dio la camiseta sin ningún problema y me dijo que siguiera adelante.

-Después tuviste una larga carrera en España.

-Sí, fui al Elche, al Rayo Vallecano, con el que ascendimos en 2011, pero luego tuve que descender con el Sporting Gijón en 2012, estuve en el Toulouse y volví al Rayo y volvimos a ascender dos veces. , en 2017/18 y en 2020/21.

-Entonces, aunque hayas jugado en otros clubes, te identificas con el Rayo Vallecano.

-Sí, es el club que me marcó y donde estoy feliz. Aquí crecí como jugador y como persona.

-Eres el capitán, siendo argentino, lo que habla mucho de tu relación con el club.

-Sí, han pasado muchos años y al final lo que cuenta es el sentimiento de pertenencia y la unidad del pueblo.

Trejo, en el choque contra el Barcelona (EFE/ Javier Lizón)
Trejo, en el choque contra el Barcelona (EFE/ Javier Lizón)

-Además, el Rayo Vallecano es un club especial porque está ubicado en un barrio obrero y su afición tiene una ideología muy particular.

-Exactamente. Es admirable que en una ciudad como Madrid, donde nada menos que el Real, el Atlético e incluso el Getafe se sitúan en las afueras, el Rayo pueda convivir con su idiosincrasia y con los valores que defiende su afición, formada por trabajadores, trabajadores, y que encontró en Primera y con mérito propio.

-Incluso, tiene un estilo de juego estético y en una cancha chica, que podría compararse con Argentinos Juniors, tal vez…

-Siempre lo decimos, que hasta los campos son parecidos. Me recuerda mucho a ellos. Además, al equipo va llegando gente de gran calidad y hay un proyecto de futuro, con una masa social importante, y que ya no se conforma con no descender, sino que ahora quiere estar entre los diez primeros de la liga. También tenemos jugadores de seis o siete selecciones diferentes y eso habla bien del club y de su proyecto.

-Claro: saliste de Boca pero vistes una camiseta blanca con una banda roja.

-(risas) No se imaginan cómo me cobraron el primer año, y encima aquí estaba lleno de hinchas de River cuando entró a jugar Alejandro Chori Domínguez, pero yo digo que se parece más a la selección peruana.

-Estás muy identificado con el club y tienes 35 años. ¿Está pensando en su futuro cuando deje la actividad como futbolista, aunque hoy se prorrogó todo y podrá jugar varios años más?

-Disfruto de la vida cotidiana y nunca se sabe cuánto puedo aguantar. Uno proyecta, pero al menos hoy no me veo como entrenador. Sí me gustaría estar vinculado a la cantera, a la secretaría técnica, porque me gusta ver jugadores, qué tipo de jugador buscan, porque también conozco el perfil de este club.

-¿Sigues los torneos argentinos?

-Leo las noticias, pero me cuesta verlas por la diferencia horaria.

-¿Disfrutaste el último Mundial?…

-Mucho. Los chicos se merecen lo que les está pasando y también (Lionel) Scaloni, a quien conozco desde mis días en Mallorca. Uno imaginaba que estaban a punto de hacer algo grande, pero esto fue increíble, con tres títulos consecutivos: Copa América, Finalísima y Mundial.

-¿Pudiste hablar con él después del título?

-No, porque me imaginé que le explotaba el teléfono y no quería molestarlo, pero espero poder encontrarlo para felicitarlo por todo lo bueno que hizo y la alegría que nos dio.

Kun Agüero ante la marca de Oscar Trejo.  REUTERS/Sergio PérezKun Agüero ante la marca de Oscar Trejo. REUTERS/Sergio Pérez

-Antes hablábamos de tu capitanía en el Rayo y de tu representación del equipo ante la AFE, el sindicato. Eso le catapultó a ser uno de los que pudo participar en la reciente Asamblea de la Federación Española (RFEF) en la que el presidente Luis Rubiales dijo cinco veces que no iba a dimitir, aunque luego sí lo hizo…

-Sí, a través de la AFE somos trece jugadoras que integran la Asamblea, pero las de Primera y Segunda se reunieron y decidieron no asistir porque estábamos en contra de todo lo que pasó entre Rubiales y Jenni Hermoso durante la entrega de premios del Mundial femenino de Australia. Es lamentable lo ocurrido y apoyamos a nuestros compañeros futbolistas en su lucha y sus reclamos.

-Entonces eres el único argentino que participa en la Asamblea de la Federación Española entre todos los representantes…

-Sí, el único.

-Tienes una fundación que apoya a mucha gente con problemas.

-Así es, se llama “Chocota Trejo” y ahora estamos buscando el lugar indicado para volver a trabajar porque lo malo es la distancia. Siempre digo que el fútbol me permite ayudar a la gente de mi barrio. La idea surgió en el 2012/13 y tuvimos que hacer muchos trámites, sellos, conseguir la inscripción, pero luego pudimos hacer muchas cosas, sobre todo gracias a la ayuda de tanta gente del fútbol argentino y del exterior, compañeros, amigos. Organizamos partidos a cambio de alimentos, víveres o ropa no perecederos. Vino gente como el propio Scaloni, Mouche, Prato, “Laucha” Acosta, Maxi López, gente de España, Francia. Lo dejamos hace un par de años, pero volveremos a ello.

Óscar TrejoRayo VallecanoBoca Juniors

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment