No hay desarrollo sin industria nacional. Sólo un modelo de Estado actual, que acompañe e impulse a la industria con políticas concretas, podremos continuar por el camino de la recuperación productiva

Fábrica ubicada en la provincia de Buenos Aires.Fábrica ubicada en la provincia de Buenos Aires.

La provincia de Buenos Aires es el corazón productivo de Argentina. Con una superficie del 11% del país, en su territorio vive el 38% de nuestra población nacional y genera el 50% de la producción industrial argentina. Además, en Buenos Aires se encuentran el 40% de los establecimientos de producción industrial, que concentran el 44% del empleo del sector a nivel país. Estos números son posibles porque la provincia de Buenos Aires tiene un Estado que acompaña a las empresas manufactureras con políticas de desarrollo, entendiendo que un territorio que no promueve la industria es un territorio que no alcanzará el desarrollo sustentable.

Foto de archivo: Entrada principal del Banco Central de la República Argentina (BCRA), en Buenos Aires.  16 de septiembre de 2020. REUTERS/Agustín MarcarianLe puede interesar: La oposición asegura que las deudas del Banco Central ya equivalen al préstamo con el FMI

En 2019, el producto geográfico bruto de la provincia de Buenos Aires acumuló una caída del 5,5% respecto de 2015. Cuando llegamos a la gestión, encontramos una Sector industrial muy deteriorado por las políticas gubernamentales de Mauricio Macri y María Eugenía Vidal.. Se evidenció una fuerte caída en prácticamente todos los sectores de la producción manufacturera, con un desplome de poco más del 20% para el conjunto de la industria, pero con casos mucho más críticos, como el sector textil, que acumuló una caída de más de 43 % en su nivel de actividad, debido principalmente a la apertura de las importaciones.

En la Provincia hay 135 municipios: en 133 de ellos, en 2019 había menos empresas que en 2015. 10.000 establecimientos productivos pymes habían cerrado sus puertas, destruyendo más de 50.000 puestos de trabajo. fue una verdadera industrialicidioimpulsado fundamentalmente por la apertura indiscriminada de las importaciones de productos terminados, los altos tipos de interés para financiar la producción, los aumentos exponenciales de las tarifas de los servicios públicos, la preferencia por un modelo de especulación financiera sobre el apoyo a la inversión productiva -con un banco público cuya principal actividad era, efectivamente , inversión financiera especulativa- y, en términos generales, un modelo de estado ausentelo que llevó a la industria provincial a la devastadora situación en la que la encontramos a la hora de llegar al poder.

Le puede interesar: Argentina también pagó USD 900 millones con yuanes a tenedores de bonos privados, según revela el FMI

La destrucción de capacidad productiva en la provincia alcanzó a empresas históricas, como ex Paquetá, de Chivilcoy. Esta firma, que se dedicaba a producir calzado deportivo para grandes marcas, no pudo competir con la avalancha de productos importados y cerró sus puertas en 2018, dejando sin empleo a las 634 personas que trabajaban en la planta, con un fuerte impacto negativo en la generación de ingresos y consumo de la comunidad. Hoy, con el apoyo del gobierno provincial, la empresa -bajo el nombre de Bicontinentar- reabrió sus puertas, recontrató a más de 550 personas del distrito, instaló 12 líneas de producción de última generación, con una capacidad de producción de fabrica más de 10 millones de pares de zapatillas al año y produce calzado para marcas internacionales como Under Armour, New Balance, Diadora, Hush Puppies y Penalty, entre otras. No hay ejemplo más claro para ilustrar lo que vinimos a hacer en el gobierno provincial: recuperar empresas que cerraron sus puertas, generar empleo de la mano del sector privado, promover la incorporación de tecnología a nuestra matriz productiva, sustituir importaciones y, además, generar nuevos mercados de exportación

EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Durante nuestra gestión en el gobierno de la Provincia, gracias a un modelo de Estado que acompaña -con una banca pública puesta al servicio de la producción, con mejoramiento de la infraestructura productiva, con fuertes impulsos a la innovación tecnológica, con apoyo al marketing de Buenos Aires producción, y fortaleciendo el sector cooperativo-, podemos decir que lo perdido durante los años de ausencia del Estado se recuperó en gran medida: la actividad de la industria manufacturera creció un 11,9% entre 2019 y 2022 y recuperó 37.000 puestos de trabajo, 15.700 de los cuales Son puestos de trabajo en establecimientos industriales.

Le puede interesar: Sergio Massa anunció que se levantarán todas las restricciones a las importaciones de pymes industriales

Hoy que celebramos el Día Nacional de la IndustriaVemos con orgullo estos números, y también mantenemos la vista puesta en lo que falta, con la certeza de que sólo un modelo de Estado actual, que acompañe e impulse a la industria con políticas concretas, podrá continuar en este camino de recuperación productiva.

Una de nuestras principales características como gerencia encargada de la cartera productiva provincial es la proximidad a sectores productivos. Conocemos de cerca la realidad de cada sector industrial, y trabajamos juntos para llevar a cabo las transformaciones que se necesitan, acompañando a cada uno de ellos con las herramientas adecuadas. Así, surgieron diversas iniciativas durante estos años, como el impulso del proyecto de Ley Nacional del Calzado y su Cadena de Valor, los créditos específicos del Banco Provincia para la adquisición de maquinaria agrícola provincial, o la articulación que logramos durante la pandemia entre el sistema público de salud y las empresas de insumos y equipos médicos, para lograr el abastecimiento con producción nacional, y apoyando al sector con todas las herramientas posibles para lograr este objetivo en un momento tan difícil.

En tiempos en que aparecen propuestas que buscan convencer a la población de que la inversión estatal en investigación, ciencia y tecnología es un “gasto innecesario”, otro ejemplo sirve para convencernos de lo contrario: a través de la inversión pública, la construcción avanza en territorio bonaerense. del primera planta nacional de desarrollo de baterías de litio, fomentando la adición y exportación de valor a las materias primas. Y-TEC, la empresa de investigación y desarrollo para la industria energética de YPF y CONICET, instala en el municipio de Berisso una planta de última generación para fabricar celdas y baterías de litio. El proyecto cuenta con el apoyo de diversas instituciones públicas, como el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y la Universidad Nacional de La Plata, que destinarán en conjunto 500 millones de pesos para adecuar y dar servicios a la futura planta. productivo. Invertir en esta actividad estratégica para el futuro de nuestro país demuestra que tenemos un Estado al frente de la agenda de transición energética global, y así afirmamos que la inversión estatal en ciencia y tecnología no sólo es necesaria sino que también es un compromiso fundamental para nuestro futuro productivo como nación, tanto en términos de generar conocimiento para ser parte de los nuevos paradigmas a nivel global, como para posicionarnos estratégicamente en un escenario en el que los recursos naturales se ven amenazados. Sólo vamos a tener más industria con más desarrollo tecnológico, impulsando el proceso virtuoso que genera la articulación entre el sistema científico-tecnológico y las empresas.

El 2 de septiembre se celebra el Día Nacional de la Industria en conmemoración de la primera exportación de los productos del país al exterior, en 1857, buscando posicionar la industria como sinónimo de soberanía y crecimiento del país. Hoy la Argentina es un gran exportador de manufacturas industriales, no sólo con destino a los mercados de la región sino también a otros continentes. La recuperación del sector desde 2019 permitió que la industria volviera a tener superávits para ganar relevancia en términos de generación de divisas: con más de 23 mil millones de dólares exportados en 2022 (el valor más alto desde 2013), se envió al mundo desde vehículos y autopartes hasta productos textiles, químicos, farmacéuticos, plásticos, siderúrgicos, maquinarias y equipos, entre otros. Y aquí también la provincia de Buenos Aires jugó un papel fundamental en términos de contribución a las exportaciones industriales: con casi 11.700 millones de dólares el año pasado, concentró la mitad de las ventas externas del sector manufacturero a nivel nacionalsiendo fundamental la representatividad de las empresas bonaerenses en casi todos los sectores que más incrementaron sus exportaciones en los últimos cuatro años.

Hoy celebramos esta fecha. renovando nuestro compromiso de seguir impulsando la industria porteña, generando las condiciones para que las empresas se desarrollen, crezcan, generen empleo y alimenten la riqueza de la matriz productiva de nuestro país, en un mundo que sistemáticamente nos enfrenta a nuevos desafíos. En momentos en que se define el rumbo que nuestro país va a tomar en los próximos años, Creemos que es fundamental que esta dirección incluya a la industriay estamos convencidos de que los debates sobre cómo mejorar tienen que darse con el sector industrial en la mesa, manteniendo, como dice nuestro gobernador Axel Kicillof, que más producción y más trabajo tiene que ser la columna vertebral de nuestra política de gobierno.

Sigue leyendo:

El Gobierno analiza congelar los billetes de tren y autobús hasta después de las elecciones

IndustriaEstadosImportacionesDesarrolloLitioTecnologíaIndustricidio

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment