“Marsolaire”: la historia del abuso en medio de la decadencia y el olvido

“Marsolaire” de Amira de la Rosa (Crédito: composición Infobae)

«La casita está en una colina de guijarros. Techo a cuatro aguas y paredes sin encalar. En la pared, en dos colores, junto a la puerta de entrada, un hombre: La estrellita.

La trama, sin fronteras ni herencia cercana. Un atajo de juncos para torcer el curso de las corrientes invernales. Las redes se extendían en el aire. Una lata de alquitrán. Andando por todos lados, un cerdo muy gordo, que barre, con su capota, cáscaras de yuca, tostadas, ventanas de leguminosas, barro y barro.

Así comienza la historia del escritor colombiano amira de la rosauna voz que casi quedó en el olvido y que retrató la violencia contra las mujeres de su época y de su región, el puerto de Barranquilla.

Este fue el único libro que publicó durante su vida, en una pequeña edición que no superó los 300 ejemplares y que envió a la imprenta en 1941. Sin más, los libros fueron distribuidos entre sus amigos y conocidos del entorno literario. Más de 60 años después, entre 2006 y 2007, se publicaron dos volúmenes bajo el título Trabajo recopiladodonde aparece gran parte de su producción literaria.

Marsolaire Se posicionó como una de sus obras más importantes y, de hecho, muchos expertos afirmaron su ausencia dentro del canon de la literatura colombiana. Entre ellos, Ramón Vinyes, escritor y cronista español, dirá sobre la obra que:

“…es un modelo de prosa, elaborada con claridad… Se puede leer en la oscuridad, tanto es así que su prosa se mezcla con el sol tropical y con todos los colores que ese sol revela y agudiza… Qué prosa caliente, sensual, alveolar… sale de ella embriagada”.

“Marsolaire”, de Amira de la Rosa

“Marsolaire” de Amira de la Rosa (Crédito: @bookstime/Facebook)“Marsolaire” de Amira de la Rosa (Crédito: @bookstime/Facebook)

Amira de la Rosa nos sitúa en Puerto colombianoen aquella época un pueblo de pescadores que luego de vivir sus mejores momentos vivió una aguda decadencia comercial, casi un lugar que agoniza, en decadencia.

«Puerto sin barcos ni tráfico. Esto no es más que mar, sol, aire. Debería llamarse Marsolaire. Así, todos unidos, como nombre de mujer».

En este lugar, en una casa humilde, vive una pareja: Candelaria, conocida por todos como ‘la niña Cande’, y su marido, el pescador Desiderio. El fruto de su unión es un adolescente llamado María Julia. Los días para ellos transcurren sin mayor preocupación que la de las necesidades satisfechas cada día.

Sin embargo, un día irá a visitarlos desde Bogotá el padrino de la joven, Gabriel Méndez Olaya, un hombre que tiene más de cuarenta y cinco años, y que, incluso manteniendo una conversación con los padres, no deja de mirar a María Julia. . Sus acciones no son menores, él parece sentirse atraído por ella y no escatima en “halagos”, a los que añade palabras incómodas y promesas de regalos.

Obsesionado, Gabriel vuelve a visitar a la familia al cabo de apenas unos días. Encuentra enferma a María Julia. Su madre ha decidido ir a buscar un médico, mientras su padre pesca para ella, por lo que la joven queda al cuidado de su hermano, quien olvida el mandato de su madre de no descuidarla y se lanza a volar una cometa.

Este es el momento que Gabriel aprovecha para acercarse a María Julia, quien se encuentra descansando en la cama, mientras el hombre se acerca y comienza un diálogo lleno de sugerencias que se mezcla con la inocencia de la joven y las intenciones secretas del padrino.

Un acto de violencia está a punto de ocurrir y de su vientre nacerá el recordatorio de un pecado, Marsolaire, que no la convierte en una víctima, sino en un lugar oscuro al que todos señalarán. Ella nunca supo lo que pasó, ni siquiera estuvo cerca de imaginar la acción como violenta. Fue presa de su inocencia y luego cómplice de su propio abuso.

En estas páginas, con una cruda narración, quedó registrado en el cuerpo de María Julia el violencia contra mujeres y niñasun escenario que, si bien concierne al Caribe, se observa con horror en otras regiones a través de feminicidios, abusos sexuales, abusos psicológicos, prostitución, acoso y humillaciones.

Sobre la autora: Amira de la Rosa

Amira de la Rosa (Crédito/Infobae)Amira de la Rosa (Crédito/Infobae)

♦ Su nombre completo y de soltera era Amira Hortensia Arrieta MacGregor.

♦ Nació en Barranquilla, Colombia, el 7 de enero de 1900.

♦ Se graduó como normalista y fundó una escuela con sus hermanas.

♦ Estudio periodismo.

♦ Se interesó por la narrativa, el cuento y la dramaturgia.

♦ Autor del himno de la ciudad de Barranquilla, en Colombia.

♦ Algunas de sus obras incluyen poesía, cuentos y obras de teatro como: Sus hijos, La ausente, Sola en Miramar, La angustia del barco amarrado, El triunfo del amor, Poemas de maternidad, Geografía iluminada, La luna con sombrilla, Lecturas para niños

Amira de la RosaNovelaLibrosLeamos

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment