La universidad que fue fundada en plena Segunda Guerra y hoy es una vanguardia internacional. El Tec de Monterrey fue creado en 1943, transportando el modelo del MIT a Latinoamérica. Mario Flores Castro, vicepresidente de la Región Monterrey del Tec y director general del Campus Monterrey, cuenta los desafíos de la institución que acaba de cumplir 80 años

Mario Flores Castro, vicepresidente de la Región Monterrey del Tec y director general del Campus MonterreyMario Flores Castro, vicepresidente de la Región Monterrey del Tec y director general del Campus Monterrey

el campus de Tec de Monterrey Es un pueblo pequeño. Por momentos, el parque se llena de estudiantes y los animales (ciervos, patos, pavos reales) caminan entre ellos con la intención no muy bien disimulada de conseguir algo de comer. Otras veces el parque se vacía. Es cuando los estudiantes están en clase, comiendo, trabajando en la biblioteca o durmiendo. Dormir: los días pueden ser muy largos y es bueno que los niños respeten el descanso. Hay espacios diseñados especialmente para eso.

Alumnos de la edición 2023 del programa Líderes del Mañana (foto: Cortesía Tec de Monterrey)Le puede interesar: Líderes del Mañana: el valioso programa que beca la carrera universitaria de jóvenes de comunidades vulnerables

En las aulas hay mensajes que hablan de profesores inspiradores, que invitan a tener una mentalidad emprendedora y curiosa, que apuestan por la educación. Dicen que cuando Eugenio Garza Sada fundó el tecnologíale dijo al que sería el primer rector de la institución: “Necesitamos hombres decididos que crean que la educación lo puede todoy de esos, créanlo o no, hay algunos, al menos en Monterrey”.

Han pasado ocho décadas desde aquella frase y la realidad parece darle la razón. Quien trabaja o estudia en el Tec se siente obligado a enumerar logros: el crecimiento que los llevó a tener campus en casi todo el país, el número de estudiantes, los aportes en el campo de la investigación, los desarrollos técnicos, la fundación de liceos y hospitales, los vínculos con la sociedad, la revolución educativa, los ocho Millones de empleos generados por antiguos alumnos. Una de esas personas es Mario Adrián Flores Castrovicepresidente de la Región Monterrey del Tec y director general del Campus Monterrey.

Te puede interesar: Las claves para que el Tec de Monterrey se convierta en una de las universidades más prestigiosas del mundo

“Soy responsable del campus Monterrey”, dice en diálogo con Infobae. “Soy responsable de la vida académica, de la vida estudiantil, de sus espacios, de todo lo que sucede en esta institución”. De los veintiséis campus del Tec, este es el más grande del país. El papel de Flores no es sólo garantizar calidad educativapero para garantizar que los estudiantes vivan una experiencia integral, que encuentren un equilibrio y cuiden su inteligencia emocional, su cuerpo, su mente. “Eso”, dice Flores Castro y subraya la palabra, “es la parte fundamental del Tec”.

Antes de llegar a la Región Monterrey, Flores Castro había ocupado la vicepresidencia de la Región Occidente y había sido director general de los planteles Guadalajara, León y Irapuato. Y es que había tenido una dilatada carrera en el sector industrial, con ocho años en Goodyear y otros tantos como consultor empresarial en las áreas de liderazgo, gestión de operaciones, emprendimiento e innovación. De hecho, llegó a ser conocido como “el embajador de la innovación”.

El campus del Tec en Monterrey es el más grande de todos los campus del país (foto: Alejandro Sánchez)El campus del Tec en Monterrey es el más grande de todos los campus del país (foto: Alejandro Sánchez)

El Tec es una planta de innovación, pero ¿cómo se gestiona esa planta? ¿Cómo evitar perderse en el sector de I+D?

—La innovación y el emprendimiento han estado muy cerca del Tec desde sus orígenes. Fuimos de los primeros en tener profesores de tiempo completo, cuando en ese momento no era común. Siempre hemos estado un paso por delante. Creamos programas, utilizamos la tecnología más avanzada del momento. Fuimos de los primeros en impartir clases con satélite. La búsqueda de innovar y emprender es muy nuestra.. Recientemente tuvimos un evento de innovación abierta debido a la escasez de agua en la ciudad y reunimos talento para buscar soluciones. Estamos en ese tipo de innovación ahora: buscamos que la ciencia genere soluciones para la comunidad. No soy Director de Innovación del Tec, pero lo vivo y lo promuevo en cada momento. Y ahora estamos desarrollando un distrito de innovación, que es la evolución de DistritoTec, que iniciamos hace 9 años.

Aunque México hoy tiene una economía próspera, en los países latinoamericanos el miedo a las crisis económicas nunca desaparece. ¿Cómo evita el Tec depender de la situación económica?

—El Tec de Monterrey nació en 1943. ¿Qué había en 1943? ¡Una guerra mundial! Las crisis y los desafíos te ponen a prueba, y es entonces cuando las personas que creen en la educación y la innovación son importantes. Las crisis nos fortalecen. Es como coger una gran ola, ¿verdad? Da miedo montarlo, pero con la ola puedes llegar más lejos.

¿Cómo evalúa el desarrollo del modelo educativo Tec21?

—Tec21 es un modelo que iniciamos en 2013, lo implementamos en 2019 y acabamos de graduar la primera generación. Lo que hicimos fue visitar más de cuarenta de las mejores universidades del mundo. Fuimos a buscarlos, les pedimos un espacio y les preguntamos: “Si pudieras volver a crear tu universidad desde cero, ¿qué harías?”. No les preguntamos cómo hacer mejor las cosas, sino cómo empezar desde cero. Trajimos esa información, que fue una joya, nos concentramos con todos nuestros docentes y creamos el modelo educativo Tec21. Fue muy desafiante, ha sido complicado.

¿Qué características tiene el modelo?

—Tec21 trae habilidades muy particulares porque los estudiantes tienen al menos un 50% menos de clases y más desafíos reales que resolver. Entonces, los estudiantes van a ser acostumbrado a resolver problemas que no conocen. Y un estudiante que sale al mundo dispuesto a resolver un problema que desconoce, está mejor preparado para situaciones complicadas. Incluso las crisis que se pueden vivir en el mundo.

Uno de los programas más destacados del Tec es “Líderes del Mañana”, que brinda beca 100% a estudiantes de zonas vulnerables. ¿Cómo se integran estos estudiantes? ¿Cómo se asegura que haya discriminación?

—Es muy importante lo que dices. También quiero decir que más del 55% de los que estudian aquí tienen algún tipo de beca. Los estudiantes del programa “Líderes del Mañana”, además de ser muy brillantes, deben haber desarrollado un proyecto social con su comunidad. Debido a este atributo, ya tienen una importante habilidad de conexión social, que les ayuda a conectarse con la comunidad.

¿Qué objetivos persigue el programa?

-Aviso: Pueden ser necesarias veinte generaciones para que un joven de escasos recursos llegue a la clase media; un líder del mañana sólo necesita cuatro años. Cuando se gradúe ya podrá tener un trabajo de clase media. Reducimos la brecha social. De momento funcionan muy bien, los monitoreamos mucho, los seguimos mucho. Si alguien tiene una complicación emocional o económica, vemos cómo ayudarlo, cómo apoyarlo. No los dejamos solos.

Mario Flores Castro sirve almuerzo a los estudiantes durante el evento por los 80 años del Tecnológico de MonterreyMario Flores Castro sirve almuerzo a los estudiantes durante el evento por los 80 años del Tecnológico de Monterrey

¿Cómo se obtiene apoyo para los Líderes del Mañana?

—Los donadores que nos ayudan con estas becas saben que esto no es una beca para el Tec, sino que es una beca para México y el mundo, porque están rescatando a un joven al que lo mejor que le pudo haber pasado es irse a la Universidad. universidad. Es una maravillosa oportunidad.

¿Cómo trabaja el Tec en materia de creación de patentes? ¿Cómo puede el desarrollo de la investigación y la innovación, del que hablábamos al principio, ser una oportunidad de financiación para la propia institución?

—Al ser el Tec una institución privada sin fines de lucro, nos obliga a cuidar muy bien nuestros recursos. Cómo y cuándo invertirlos, en qué y dónde. Los proyectos que estamos realizando ahora vienen con donaciones de antiguos alumnos que han tenido buenas oportunidades con sus empresas. Todo esto hace que el Tec tenga una magia única y esto nos permite por un lado, tener un presupuesto para la investigación. Aún cuando el gobierno federal o estatal no tiene presupuesto para investigación —este es el momento de menor apoyo a la ciencia por parte del gobierno federal—, no podemos justificar que no hay recursos, y buscamos recursos en empresas que nos patrocinan en el investigación.

¿Qué investigaciones desarrollan?

—Un ejemplo: un investigador descubrió que el hueso del aguacate tiene un aceite que ayuda a que la materia orgánica no perezca pronto. La patente ya ha sido sacada.. Con ese aceite vas cubriendo una naranja o un plátano, para que tengan más vida útil. Un empresario cercano al Tec llegó y le entregó 150.000 pesos al investigador para que tu proyecto siga adelante. Ahora la asociación de productores de aguacate también se interesó en este proyecto. El prestigio y seriedad de la institución genera confianza.

¿Cuál es el esquema con las patentes?

—En algunos casos, el profesor tiene un porcentaje de la propiedad intelectual. En otros lo conserva y nosotros le ayudamos a tener éxito. Porque si tiene éxito, eso puede ayudar a que la institución siga apoyando la ciencia.

El Tec cumple 80 años, ¿cómo te imaginas los próximos 80?

—Me gusta mucho pensar a largo plazo. Hay un libro llamado el buen ancestrode Roman Krznáric, que promueve el pensamiento catedralicio, que me gusta mucho: quienes iniciaron las grandes catedrales del mundo no las vieron terminadas; Ni siquiera vieron la mitad. El Tecnológico es una catedral que nunca estará terminada. A algunos les correspondió iniciarla en 1943, a nosotros nos toca cuidarla en 2023, y queremos que la catedral continúe por otros 80, 100 años. Hay que cuidar el prestigio, atreviéndonos a innovar en educación. Como el modelo Tec 21, que al principio no fue fácil ni para los profesores ni para los alumnos. Pero, cuando todos están contentos no estás innovando. Cuando innovas algo chirría, algo duele. Pero preferimos pasar por ese dolor a estar en una condición muy diferente.

SIGUE LEYENDO

Docentes inspiradores, compromiso social y vocación emprendedora: las claves del Tec para llegar a los 80 años Líderes del Mañana: el valioso programa que otorga becas de carrera universitaria a jóvenes de comunidades vulnerables

Tecnologico de Monterrey

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment