La intermitencia en el suministro de gas en Venezuela es un fracaso repetido sin soluciones a la vista

Hombres distribuyen bombonas de gas en San Bernardino, Caracas, Venezuela (REUTERS/Gaby Oraa/Archivo)Hombres distribuyen bombonas de gas en San Bernardino, Caracas, Venezuela (REUTERS/Gaby Oraa/Archivo)

En diversas zonas de Venezuela -el país con la octava reserva de gas del mundo-, El suministro de gas para uso doméstico es intermitente.pese a que ya se cumplieron los tres meses que Nicolás Maduro dio a sus funcionarios para solucionar los “graves” problemas que se arrastran desde hace años en este servicio.

En mayo pasado, el jefe de Estado indicó que los estados afectados eran Yaracuy, Táchira, Carabobo, Barinas, Aragua, Bolívar y Trujillo.

Según el seguimiento realizado por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), “todavía hay deficiencias en el servicio de gas doméstico para agosto de 2023″ en esas regiones.

Por su parte, él Monitor de Servicios Básicos del Observatorio del Gasto Público de la ONG cedice libertad señala que, en promedio, los tiempos de espera para recargar una bombona de gas -de la que depende la gran mayoría del país- son hasta dos semanas en zonas urbanasy de tres a cinco en sectores ruralespara que los ciudadanos intenten dosificar el recurso o tomar sus previsiones.

Un hombre viaja en un camión que transporta cilindros de gas doméstico en Caracas (EFE/ Rayner Peña R./Archivo)Un hombre viaja en un camión que transporta cilindros de gas doméstico en Caracas (EFE/ Rayner Peña R./Archivo)

mercado negro

Una de las dos botellas que tiene un comedor social en San Blas, un sector de Petare -la favela más grande de Venezuela-, está vacía, y a la otra “le quedan como dos días”, dijo a Efe Anabel Rodríguezcoordinador de este espacio, que brinda almuerzo a 65 niños de escasos recursos.

Para nosotros el suministro de gas es vital (…) Muchos de ellos (los niños) a veces llegan aquí donde ni siquiera tienen el desayuno en el estómago. Esta comida es su primera comida del día, y a veces la única, por eso no paramos y siempre buscamos la manera”, aseguró Rodríguez.

Explicó que, en esta comunidad, pueden pasar al menos un mes sin poder recargar los cilindros, y no siempre hay disponibilidad para todos los habitantes. La última vez que pudieron hacerlo, oficialmente, fue el 31 de julio.

Esto nos provoca el problema de que a veces se nos acaba el suministro de gas y no tenemos suficiente para cocinar.“, dicho.

Para “no detener el servicio de comedor”, ha tenido que recurrir al mercado negro, donde por una bombona de 10 kilos, que cuesta 30 bolívares (92 céntimos de dólar) por canales oficiales, se paga entre 5 y 10 dólares. (REUTERS /Gaby Oraa/Archivo)

Para “no parar el servicio de comedor”, ha tenido que recurrir al mercado negrodonde por una bombona de 10 kilos, que cuesta 30 bolívares (92 centavos de dólar) por canales oficiales, se paga, dijo, entre 5 y 10 dólares.

“Tenemos compañeras que cocinan con leña en su zona, pero aquí no tenemos un espacio, un terreno, para cocinar con leña”, dijo.

La espera es más larga en un poblado de Aragua (norte), donde los habitantes reciben el aviso para recargar la botella”Cada dos meses”, aproximadamente, y después de entregarlo tienen que esperar”hasta dos semanas”para recibirlo completo. Además, sólo permiten un cilindro por familia, dijo a Efe un vecino.

Según el Monitor de Servicios Básicos, entre el 20% y el 30% de la población recibe gas directo, y el resto depende de cilindros.

Una reciente encuesta realizada por el observatorio a 2.300 personas en ciudades y zonas rurales reveló que el 60% de los venezolanos considera que el proceso de llenado de las bombonas es “inestable e incierto”.

Además, el 65% de los ciudadanos ha optado por pagar tasas extra para “obtener preferencias en la oferta”.

Entre el 20% y el 30% de la población recibe gas directo, y el resto depende de cilindros (REUTERS/Gaby Oraa/Archivo)Entre el 20% y el 30% de la población recibe gas directo, y el resto depende de cilindros (REUTERS/Gaby Oraa/Archivo)

ligeras mejoras

El investigador del Observatorio del Gasto Público, Raúl Córdobadijo a Efe que, en general, “los fallos continúan”, aunque recientemente se han producido “signos de mejora”, que se han traducido en “un aumento de la frecuencia” de “uno o hasta dos días” en algunas zonas.

Sin embargo, persisten los tiempos de espera que obligan a los ciudadanos a “utilizar cocinas eléctricas” y, “en algunos casos, leña o fogón improvisado”.

Además, muchas de las botellas están “obsoletas” y “en ruinas” y no han sido reemplazadas. La empresa que puede fabricarlos, la estatal Siderúrgica del Orinoco (Sidor), “está teniendo problemas de inversión” para producirlos, aseguró.

Según el estudio, “Sólo 2 de cada 10 cilindros tienen un nuevo diseño y tecnología.”.

A juicio de Córdoba, tres acciones necesarias para recuperar el servicio son diagnosticar el problema, invertir y “modificar el esquema” de tarifas rezagadas, fijando precios que cubran los costos de operación y mantenimiento.

Venezuela tiene reservas de gas “importantes”, que ascienden a 196 billones de “pies cúbicos normales”, lo que sitúa al país “entre los diez primeros a nivel mundial”.

(Con información de EFE)

Sigue leyendo:

Amnistía Internacional denunció que en Venezuela siguen ocurriendo detenciones por motivos políticos La estrategia y propaganda del Alto Mando Militar venezolano: “No hace falta que alguien utilice la figura de las Fuerzas Armadas para sus fines partidistas” El régimen de Maduro nombró presidente de Poder Electoral Elvis Amoroso, funcionario chavista sancionado por EE.UU.

crisis en Venezuelagas ÚLTIMAS NOTICIAS AMÉRICA

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment