El Decorativo abre al público una sala inspirada en los hallazgos arqueológicos de Pompeya

Los trabajos de restauración de la nueva sala siguieron cuidadosamente los cánones estéticos de la época.Los trabajos de restauración de la nueva sala siguieron cuidadosamente los cánones estéticos de la época.

El Museo de Arte Decorativo, ex Palacio Errázuriz, inauguró hoy un nuevo espacio abierto al público: el baño y vestidor de josefina de alvearque fue diseñado originalmente en 1916 por el arquitecto René Sergent y el decorador André Carlhianinspirado en los hallazgos de las excavaciones arqueológicas de Pompeya y Herculano.

Tras los trabajos de conservación y recuperación, el Baño pompeyanouna nueva superficie del patrimonio argentino -que hasta 2017 funcionó como oficina- y que el público podrá visitar: “Un espacio privado que se vuelve público y que nos permitirá conocer cómo vivía en aquel entonces una familia de clase alta”. tiempo”, afirmó el director. del museo, Marina Cañardodurante el acto inaugural, en el que también participaron Valeria González, María Isabel Baldasarre y Viviana Usubiagaen representación del Ministerio de Cultura.

Se trata de una habitación con entrepiso, en el piso alto del edificio sobre la Avenida Libertador, con un diseño que corresponde a los cánones del estilo “Directorio” (1795-1799), una estética de transición entre el estilo Luis XVI y el Imperio. inspirado en los hallazgos de las excavaciones arqueológicas de Pompeya y Herculano, que continúan generando descubrimientos extraordinarios hasta el día de hoy.

El Museo Nacional de Arte Decorativo, declarado Monumento Histórico Nacional en 1997, es un edificio de estilo neoclásico francés que fue residencia de la familia formada por Josefina de Alvear y Matías Errázuriz Ortúzar.El Museo Nacional de Arte Decorativo, declarado Monumento Histórico Nacional en 1997, es un edificio de estilo neoclásico francés que fue residencia de la familia formada por Josefina de Alvear y Matías Errázuriz Ortúzar.

La familia Errázuriz Alvearque vivían en este palacio -que el gobierno adquirió posteriormente en los años 30 para abrirlo al público- encargó a un decorador francés la creación de un baño para el propietario de la casa para demostrar el gusto por la Antigüedad propio de las clases altas de principios del siglo XX. .

Es por eso que el antiguo vestidor de Josefina cuenta con boiserie (paneles de madera en las paredes) policromada, telas y parquet de roble, que contrasta con el baño, en mármol y con paredes estucadas, todo bajo una impresionante cúpula que combina follaje de hiedra y laurel, entrelazados. en simetría con medallones de Pegaso y cartelas con el rostro alado de Perseo, que simbólicamente hacen referencia al mito de Persea y Andrómeda.

Personajes mitológicos, animales y guirnaldas también decoran la cúpula, unidos simétricamente a modo de arabescos, mientras que varias puertas y mamparas de espejos, incluida una que se pliega sobre la ventana, generaron una “sala de espejos” de acuerdo con la función inicial del vestidor.

En el espacio se pueden contemplar vitrinas que exponen periódicamente diversas colecciones de artes aplicadas del museo, como piedras procedentes de China o frascos de farmacia de España y Francia, elaborados en porcelana, entre otros objetos antiguos.

El baño del palacio fue encargado por una decoradora francesa para que la dueña de la casa demostrara su gusto por la Antigüedad.El baño del palacio fue encargado por una decoradora francesa para que la dueña de la casa demostrara su gusto por la Antigüedad.

La restauración del “Baño Pompeyo” estuvo a cargo de un grupo de especialistas coordinados por Mariana Astesiano y Graciela Razequienes integran el equipo de Conservación y Restauración del Museo Decorativo.

“Los interiores de estos ambientes presentan una amplia variedad de materiales seleccionados y adquiridos en Francia. Las técnicas decorativas fueron ejecutadas por artesanos locales, quienes crearon diferentes pinturas, como estucos y pinturas tipo mármol, así como los diseños pompeyanos de la cúpula”, explicó Razé.

Los trabajos de restauración de la flamante sala se basaron en los planos existentes, en el análisis de los materiales que componen la cúpula y en el decapado de las pinturas para devolver una lectura integral según los cánones estéticos de la época.

RESTAURACIÓN DEL BAÑO DE POMPEYA. RESTAURACIÓN DEL BAÑO DE POMPEYA.

Declarado Monumento Histórico Nacional en 1997, el Museo Nacional de Arte Decorativo, un edificio de estilo neoclásico francés, fue la residencia de la familia formada por Josefina de Alvear y Matías Errázuriz Ortúzar, un matrimonio que había vivido durante diez años en Europa y allí Adquirió una valiosa colección de obras de arte europeo y oriental. Durante los 18 años que allí vivieron los Errázuriz Alvear, la casa fue escenario de recepciones, conciertos y bailes benéficos; también un espacio de lujo y confort, con dos ascensores y sistema de calefacción central, muy innovador para la época.

En 1936, el Estado Nacional compró la casa y las colecciones y un año después se creó el Museo Nacional de Arte Decorativo, que no sólo alberga valiosas piezas de arte y muebles de distintas épocas, sino que también revela el estilo de vida de una familia patricia en la época. principios del siglo XX.

*Los Baños Pompeyanos se pueden visitar en el Museo Nacional de Arte Decorativo, Avenida del Libertador 1902, de miércoles a domingo de 13:00 a 19:00 horas, con entrada gratuita.

Fuente: Télam

museo de artes decorativaspalacio errazurizarte neoclásicomuseo decorativo

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment