Después de 12 años vuelve la propuesta de reducir la jornada laboral

Si este tiempo no lo cubre otro trabajador, el eventual exceso de jornada se computaría como horas extras, con costes aún mayores (Shutterstock)Si este tiempo no lo cubre otro trabajador, el eventual exceso de jornada se computaría como horas extras, con costes aún mayores (Shutterstock)

Una pregunta que surge inmediatamente es si la propuesta de reducción de jornada debería ser cubierta por más trabajadores, porque en un caso concreto supondría un coste igual o mayor para la empresa. O si supondría una mejora en sus ingresos actuales para el trabajador.

La iniciativa podría presentar beneficios para los trabajadores (Imagen ilustrativa Infobae)Quizás te interese: ¿Menos estrés? Estos son los beneficios de la reforma laboral 2023 para los mexicanos

Es fácil suponer que la propuesta tendría como objetivo que el trabajador cuya jornada laboral se redujo de ocho a seis horas por razones de derecho siguiera percibiendo, en tal caso, la misma remuneración o ingreso. (¿O se reduciría proporcionalmente?).

En este caso, si ese tiempo no es cubierto por otro trabajador, el eventual exceso de jornada se computaría como horas extras, con costes aún mayores, aunque sin los beneficios en calidad de vida que se mantienen como objetivo.

Le puede interesar: Así abordaría la reforma laboral situaciones de abuso

Actualmente, las empresas, a pesar de los datos de desempleo e informalidad, por diversas razones ajenas a su voluntad, en muchos casos encuentran dificultades para incorporar personal con calificaciones y habilidades adecuadas.

A esto se suma el riesgo difícil de prever debido a las diferentes regulaciones que incentivan injustificadamente el litigio laboral y sus costos, desincentivando la incorporación de personal.

Las empresas, a pesar de los datos de desempleo e informalidad, por diversas razones ajenas a su control, en muchos casos encuentran dificultades para contratar personal.

En este momento, el Los trabajadores luchan por mejorar sus ingresos, no por reducir sus horas. Y las empresas están tratando de sobrevivir, superando desafíos para satisfacer reclamos legítimos en estos tiempos difíciles.

Le puede interesar: Ministro de Trabajo envió mensaje a empresarios: “No hay que tenerle miedo a los derechos”

Se dispone del límite de jornada actual para que mediante negociación colectiva pueda reducirse en las empresas o actividades que lo consideren adecuado a la comunidad laboral que representan.

Una medida de esta naturaleza debería dejarse, como ocurre ahora, en última instancia, en manos de la negociación colectiva; pero no ser impuesta por medios legales. De esta forma se vería qué actividades estarían en condiciones de implementar este cambio de manera sostenible y la forma adecuada de lograrlo.

El límite de jornada actual está disponible para que pueda reducirse mediante negociación colectiva en las empresas o actividades que lo consideren conveniente, previa aprobación del Ministerio de Trabajo.El límite de jornada actual está disponible para que pueda reducirse mediante negociación colectiva en las empresas o actividades que lo consideren conveniente, previa aprobación del Ministerio de Trabajo.

Podríamos afirmar que el desempleo actual y los demás indicadores desfavorables en su impacto social se deben a una política sostenida de varias décadas y diferentes gobiernos en nuestro país, más que a las correcciones temporales que se han intentado aplicar de manera frustrada en algunos países. ocasiones.

Una modificación de esta naturaleza no mejoraría la situación de los empleados, no corregiría el grave problema del desempleo ni promovería la tan necesaria formalización del trabajo, aumentaría los costos y generaría conflictos sobre su aplicación.

La aritmética electoral determina que la imposición de obligaciones laborales en beneficio aparente de los trabajadores en relación de dependencia es una buena inversión de campaña, aunque, en términos de beneficios reales, la experiencia lo ha contradicho.

Los temas que impactan en el empleo no han sido tratados adecuadamente por una excesiva politización electoral

Los temas que impactan el empleo no han sido tratados adecuadamente debido a una excesiva politización electoral, sin entender que lo que atañe al sistema laboral no puede considerarse ajeno a los demás temas de la economía en general, dentro de cuyo ámbito debe insertarse coherentemente.

En ese orden, en lugar de una reducción de las horas de trabajo, deberíamos aspirar a una reforma integral y simultánea de todas las instituciones relacionadas con el trabajo y la seguridad social de tal manera que se reduzcan los costos laborales inútiles e ineficientes, la verdadera causa y origen. de nuestro desempleo e informalidad. Esto significa lo contrario de una pérdida de derechos de los trabajadores, ya que cualquier reforma propicia pretende descalificarlos.

Los temas que impactan en el empleo no han sido tratados adecuadamente por una excesiva politización electoral (EFE)
Los temas que impactan en el empleo no han sido tratados adecuadamente por una excesiva politización electoral (EFE)

Esta ausencia de una reforma inevitable del sistema laboral (aunque retrasada, con efectos negativos sobre el consumo y la actividad económica en general) es la principal causa que se traduce también en salarios insuficientes y en el agotamiento de las llamadas prestaciones sociales.

Las movilizaciones políticas deberían exigir una adaptación de las normas laborales en el sentido correcto, sin equivocarse en el diagnóstico. Unas reglas de juego adecuadas en materia laboral son una condición casi excluyente para no desincentivar la generación de empleos genuinos con empresas sostenibles.

El inseguridad jurídica e imprecisión de las normas, así como las dificultades por relaciones sindicales politizadas o presiones fiscales inadecuadas, se unen para que se pueda generar un empleo en nuestro país o ser sustituido por un sistema que produzca valor añadido de mano de obra, tecnología y capacidad de trabajo. en otra comunidad.

Unas reglas de juego adecuadas en materia laboral son una condición casi excluyente para no desincentivar la generación de empleos genuinos con empresas sostenibles.

Es necesario una reformulación integral de todos los factores que inciden en el desincentivo a la promoción del empleo, que no son difíciles de detectar, para proceder con la debida urgencia a su prevista corrección.

El Una actualización razonable del sistema laboral debería apuntar a acordar reglas sobre los límites de la intervención estatalque no debe exceder la necesidad legítima de hacer efectivas las garantías constitucionales.

Si las obligaciones laborales se utilizan como meras herramientas de seducción proselitista, además de los negativos resultados económicos y sociales, se distorsiona el ejercicio de la democracia legítima, todo ello en detrimento de la comunidad social en su conjunto.

Cada uno debe ejercer la libertad de pensar y opinar sobre las bondades de este estilo político; pero también debe comparar los datos concretos sobre las consecuencias que estos comportamientos han producido, sostenidos en el tiempo, en nuestra sociedad.

Como señal de que el tema no es nuevo y que En casi cuarenta años no ha habido avances en la dirección correctapuedes ver la nota publicado en la revista IDEA en octubre de 1984.

Reforma laboralEmpleo y empresas sosteniblesJornadas de trabajoGarantías constitucionalesCosto laboral

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment