Reseña de película | ‘Creatura’: Una mirada física, sensorial y política al cuerpo de la mujer

Elena Martín en 'Creatura'Elena Martín en ‘Creatura’

En los últimos tiempos, muchos escritores y directores se han encargado de abordar la cuerpo femenino y el deseo sexual descubrir toda una serie de tabúes que históricamente han girado en torno a él. La sociedad patriarcal se ha encargado de perpetuar toda una serie de estereotipos que tienen que ver con represión y la humillación sistemática a la que han sido sometidas las mujeres, hasta el punto de que aún existen prejuicios al abordar determinadas cuestiones.

Elena Martín pertenece a una nueva generación de directores y guionistas que intentan, a través de sus ficciones, poner el dedo en la llaga y abordar toda una serie de temas espinosos que hasta ahora no habían tenido un espacio dentro del relato tanto cinematográfico como literario. En nuestro país.

En el caso de Criaturase dirige a la trauma desde un punto de vista simultáneamente físico y sensorial. De alguna manera hace referencia al cortometraje de Irene Moray. Suc de Síndria, protagonizada por la propia Elena Martín, que contaba cómo una mujer pudo superar una agresión sexual que había tenido lugar en su pasado. Lo hizo desde una perspectiva luminosa y conciliadora, utilizando la naturaleza como espacio de liberación.

Rasca la piel para acceder a las capas internas.

Sin embargo, Elena Martín va un paso más allá. Su criatura es casi una entidad organica que gira en torno a una joven, Mila (la propia directora), que sufre un bloqueo que le impide tener relaciones sexuales con su pareja, Marcel (Oriol Pla). Ambos se han mudado a vivir al campo e intentan ignorar ese espacio que los separa, pero poco a poco la culpa y el frustración Se manifestará y somatizará en el cuerpo de Mila a través de un sarpullido que no podrá dejar de rascarse.

Quizás te interese: El cine español de este otoño es de mujeres

En ese sentido, la piel Se convertiría en una metáfora de toda esa capa protectora, como una armadura, que había sido construida hasta que surgió la necesidad de mudarse de piel. Pero le pica, le pica mucho, por dentro y por fuera y no puede parar. lastimando. De alguna manera, a lo largo de la película, es como si esa piel fuera el comienzo de alcanzar capas más interiores de Mila, como si accediéramos desde lo puramente físico a un sustrato psicológico y, al mismo tiempo, nos situamos en el presente para retroceder al pasado como si de un ejercicio de hipnosis se tratara.

Así, rascando y rascando, accederemos a sustratos más íntimos y no reconocidos que nos retrotraerán primero a la adolescencia de Mila y finalmente a la infancia, donde aparecerá la fractura entre ella. inocenciainstintos naturales, tabúes y mirada juzgadora del mundo adulto.

Tráiler de ‘Creatura’, película de Elena Martín Gimeno premiada en la Quincena de Realizadores de Cannes

Criatura es una película perfectamente medida en su estructura y al mismo tiempo profundamente gratis. Un ejercicio kamikaze de honestidad brutal en el que la directora, y a la vez actriz, se desnuda completamente para dejar paso a una trabajo radical y, en el fondo, también vengativo y política a la hora de hablar de las mujeres, de sus cuerpos, de sus necesidades y de sus estigmas, la importancia de llamar a las cosas por su nombre, por su placer.

Estamos ante una película misteriosa, al mismo tiempo. luz y oscuridadprofundamente febril, que oscila constantemente entre el espacio real y el mental, entre lo concreto y lo metafórico. Entre lo telúrico y lo mitológico. Entre identidad y privacidad. Y está lleno de imágenes, hallazgos, ideas, magnetismo. Cine valiente y revulsivo cuya ambición está a la par del talento que desprende.

Cine EspañolCrítica De CineCartelera De Cine EspañolEstrenos De Cine EspañolPelículas RecomendadasEstrenos RecomendadosCine EspañolFeminismoEspaña-CulturaNoticias De España

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment