El cambio radical de Carlos Sainz en Ferrari: de sufrir las órdenes de equipo a romper el dominio de Red Bull

Sainz durante la celebración de su victoria en el GP de Singapur.  (Reuters)Sainz durante la celebración de su victoria en el GP de Singapur. (Reuters)La carrera para olvidar de Alonso en Singapur: polémica sanción de la FIA, error en la parada y último puesto en parrilla

“Lo que me pides es injusto”. “¡Vamos Fred, vamos Ricky! Mi primer Smooth Operador con Ferrari”. Las dos frases fueron dichas por el mismo protagonista, Carlos Sainz. La primera se hizo en julio, durante la clasificación en Silverstone, tras recibir el mensaje del muro de dejar pasar a Leclerc para que pudiera dar una vuelta más. El segundo, este pasado domingo tras ganar el GP de Singapur y acabar con la hegemonía de Red Bull. Entre medias, dos meses y medio en los que Sainz ha conseguido cambiar su estatus dentro de Ferrari. Hasta hace poco era visto como el segundo piloto de la escudería italiana y el equipo le hizo trabajar para la escudería monegasca.

Las órdenes del equipo reflejaron esto. Antes de Silverstone, Sainz ya había comprobado con sus pilotos la posición de Ferrari esta temporada. Sucedió en Austria. Salió tercero, Leclerc segundo y Verstappen líder. Las vueltas se sucedían en el trazado de Spielberg con el español pegado al alerón trasero del monegasco y el de Red Bull ganando terreno sin oposición alguna. Fue en ese momento cuando desde la pared le dijeron: “Si tienes más ritmo avísanos”. A lo que Sainz respondió con contundencia “¿Realmente necesito decirlo? “Podemos atrapar a Verstappen, déjame intentarlo”. No importó, se hizo silencio hasta que luego se le informó de la decisión del equipo.no ataques por ahora”. Mensaje que detuvo al español y ayudó a Verstappen a escapar con total tranquilidad.

Le puede interesar: Fernando Alonso y su frustración con el Aston Martin en Singapur: “Este es inconducible”

Las vacaciones de verano, un punto de inflexión

Tras las vacaciones de agosto, Carlos ha dado un paso adelante indiscutible frente a Carlos Leclerc, que tuvo que resignarse a un papel secundario en los intrincados callejones del último gran premio de Singapur. Con la misma estrategia, el monegasco perdió 21 segundos frente al ganador en la meta. Un abismo que muestra un estado de gracia para Sainz que comenzó en Monza, a pesar de los obstáculos que tuvo. No ganó el GP de Italia, pero sí venció a Ferrari. Y lo hizo con todas las letras y en solitario, sin el trabajo colectivo que podría haberle dado más beneficios al equipo.

¡CARLOS SAINZ DESAFÍA LA HISTORIA Y GANA EN SINGAPUR! 🏆👏👏👏Para romper la dictadura de Red Bull. Para darle a Ferrari una victoria increíble. Para hacer feliz a toda España 🇪🇸❤️ ERES MUY GRANDE, @Carlossainz55 #SingapurDAZNF1 🇸🇬 pic.twitter.com/3bTIhFyHEZ

— DAZN España (@DAZN_ES) 17 de septiembre de 2023

El español vivió una carrera tensa de principio a fin. No pudo rodar tranquilo en ninguna de las 51 vueltas que tuvo que completar para conseguir su primer podio de la temporada. Cuando no tenía a Verstappen acechándole el cuello, era Pérez y después Leclerc, su compañero. El monegasco, pasivo en su defensa ante Pérez, se mostró combativo con Sainz en el tramo final de carrera. En lugar de intentar frenar al mexicano para que su compañero pudiera hacer espacio, Decidió reservar las pocas ruedas que le quedaban para meter presión a Sainz. La agresividad de Carlos fue tan brutal como la protección del español, que se defendió hasta en seis ocasiones.

Le puede interesar: Un Sainz magistral gana en Singapur y rompe la hegemonía de Verstappen; Alonso acaba último

Pasadas en frenadas, salidas de pista, toques… ambos lo dieron todo para defender sus intereses, mientras Ferrari guardaba silencio. “Tengo mejores ruedas”, comentó Leclerc por radio, a la espera de que el equipo le diera la orden a Sainz de dejarle pasar. Este mandato no se produjo, ni frenaron a Charles como hicieron con el español en Austria y durante la clasificación en Silverstone. Ferrari sólo se pronunció una vez y lo hizo dejando la puerta abierta al monegasco para adelantar. “No hay riesgo, pero corramos hasta el final”. El mensaje individualista choca con el de Sainz. “Chicos, llevemos estos puntos a casa.”. Estuvieron a punto de perderse en el camino. Leclerc atacó y arriesgó demasiado hasta el final, pero no pudo batir al español.

Sainz durante la celebración del podio en Singapur.  (Reuters)Sainz durante la celebración del podio en Singapur. (Reuters)

Singapur, el éxtasis de Sainz

Y para coronar y demostrar su gran forma, realizó una exhibición en Singapur. Manejó la carrera de principio a fin con un tramo final en el que su improvisación salió campeona. Los Mercedes, con más ritmo, amenazaban la victoria del asturiano, pero no tenían una estrategia de última hora. Sainz decidió dejar que Norris le golpeara para que tuviera DRS y pudiera defenderse de los ataques de Russell. “Ha sido brillante. Dijo: ‘Quiero la ‘brecha’ con Lando’, todo fue a sangre fría. Pocos pilotos lo habrían hecho”.dijo Gené, piloto de pruebas de Ferrari, tan sorprendido como el resto del equipo.

“No habíamos hablado de eso, pero entendió muy rápido que su mejor defensa era proteger a Norris, fue una gran gestión suya. Desde la primera hasta la última vuelta ha tenido el control total de la carrera”, dijo Vasseur, jefe de Ferrari. En las últimas tres carreras, desde que regresé de vacaciones, Sainz ha sumado 50 puntos, 26 más que su compañero, al que ya lidera en el Mundial con cierta comodidad (142-123). Si Red Bull, penalizado en Singapur por la nueva directiva de la FIA, sigue sufriendo en Suzuka, Ferrari aún puede luchar por más victorias en 2023. Y lo que es aún más importante: soñar con un coche dominante para el próximo Mundial. Sainz ya lo está haciendo.

Carlos Sainz JrCharles LeclercFerrariF1Fórmula 1F1España-DeporteNoticias España

Categories: Últimas Noticias
Source: pagasa.edu.vn

Leave a Comment